Justificar su capital, un lío para casas de cambio

domingo, 17 de marzo de 2013

Certificar la declaración del patrimonio económico e instalar un sistema de contabilidad adecuado a la venta de moneda extranjera son las principales dificultades que deben enfrentar las casas de cambio de Cochabamba para adecuarse a la normativa fijada para ese rubro por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), informó ayer el ex presidente de la Asociación de Casas de Cambio de Cochabamba y gerente general de la empresa Money Exchange, Luis Jordán.
Jordán explicó que existen muchas dificultades para las casas de cambio interesadas en adecuarse a la norma que las autoriza a funcionar legalmente como empresas de servicios auxiliares financieros, pero la declaración de patrimonio es la más complicada.
“Los interesados deben explicar de dónde proviene y cómo han obtenido su capital de operaciones. Es decir, tienen que demostrar si realmente es plata bien habida y eso toma tiempo”, sostuvo a tiempo de referir detalles de otras exigencias, como un local adecuado y personal capacitado.
Respecto a la instalación del sistema administrativo contable bancario, que la norma exige, dijo que una mayoría de las casas de cambio no cuenta con ese sistema porque no manejan depósitos, ahorros y otros servicios propios de entidades financieras; pero debe tramitar su adecuación aunque sus transacciones se limiten a la compra y venta de divisas.
Jordán informó que, hasta el momento, seis casas de cambio que tienen muchos años de servicio en Cochabamba presentaron la documentación requerida por la ASFI, en la perspectiva de ser reconocidas legalmente como empresas unipersonales o como sociedades de responsabilidad limitada (SRL), según sea el caso. El plazo vence el 30 de junio.
En los últimos dos meses, técnicos supervisores de la ASFI visitaron las casas de cambio de Cochabamba, en cinco oportunidades, con el propósito de asesorar en el cumplimiento de las condiciones o requisitos de adecuación exigidos por la norma, .En criterio de un propietario de casa de cambio, que prefirió no i dentificarse, las operaciones que desarrollan los librecambistas, con un capital mínimo de 16 mil dólares, representarán a futuro un serio problema para el Gobierno, porque este grupo no puede certificar el origen de su capital.
“En muchos casos los librecambistas están en condiciones de ofertar hasta medio millón de dólares porque actúan como una sociedad, donde todos aportan con lo que tienen hasta lograr el monto requerido”, sostuvo.    Agregó que el grupo numeroso de librecambistas que buscan adecuarse a la norma confronta serias dificultades para certificar la procedencia de su capital.
“Las casas de cambio que no hayan cumplido el proceso de adecuación, cumplido el plazo van a tener que dejar de operar”, dijo el miércoles la Directora de la ASFI, Lenny Valdivia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada