Panificadores de Cercado en huelga por 72 horas

lunes, 18 de marzo de 2013

A partir de las cero horas de hoy los productores de pan de Cercado inician un paro de 72 horas en demanda por la dotación de la harina comprometida por el Gobierno.
Elías Gutiérrez, vicepresidente de la Federación de Panificadores de Cochabamba, reclamó al Gobierno central que cumpla con su compromiso de entregar cuatro quintales diarios a precios subvencionados a cada afiliado.
Gutiérrez manifestó que no levantarán el paro hasta que el presidente Evo Morales “ponga cartas en el asunto” al problema que arrastran hace meses.
“Nuestro paro será contundente, hemos agotado todas las instancias de diálogo con el Ministerio de Desarrollo Productivo y con la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), pero nunca nos dieron solución a nuestras demandas”, sostuvo.
Según los panificadores, el Gobierno se comprometió a entregarles cuatro quintales de harina diarios al precio de 135 bolivianos, sin embargo, desde el pasado año solamente se les ha entregado diariamente dos quintales del producto.
Esa cantidad no les abastece para la elaboración diaria del pan de batalla, por lo que tienen que recurrir al mercado libre para comprar harina importada (argentina) en 240 bolivianos.
“El pan de batalla se elabora cada día y si recurrimos a comprar la harina importada en 240 bolivianos no cubre el costo del pan que es de 50 centavos por unidad”, aseveró el dirigente.
Según los panificadores, de no darse una solución a sus demandas, el costo del pan de batalla se incrementaría a 80 centavos la unidad de 50 gramos.
Virginia Vázquez, vendedora de pan en el mercado Calatayud, dijo que acatará el paro para evitar problemas con la Federación de Panificadores.
Según los dirigentes, el paro será movilizado y los afiliados saldrán a los mercados de abasto para controlar a otros productores que cumplan las medidas de presión.
Una ama de casa, que prefirió mantener su nombre en reserva, dijo a Los T iempos que es una “barbaridad” que suba el precio del pan .
Indicó que anteriormente la población podía alimentarse con productos alternativos como el pito de maíz, tostado, entre otros; pero, hoy en día el pan se ha convertido en el alimento básico de muchas familias y no se puede prescindir de él.
Según informó la agencia ABI, Emapa está impulsando la producción de arroz, trigo y maíz en trabajo conjunto con pequeños y medianos agricultores de 77 de los 339 municipios bolivianos, informó su gerente de Producción, Avelino Flores.
Bajo los postulados de soberanía y seguridad alimentarias de la administración de Evo Morales, Emapa acicatea la ampliación de los sembradíos de trigo en 48 municipios de Chuquisaca, Cochabamba, Potosí y Tarija para la producción de harina.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada