Trigo y cebada a la hora del café

domingo, 28 de octubre de 2012

Motivado por la variedad de cereales que produce Cochabamba y acostumbrado al gusto familiar de saborear un café torrado, pero esta vez de trigo y cebada seleccionada, el colombiano Giovanni Guerra creó Industrias Alimenticias “El Maná Bolivia”, a mediados de 2003, en la vivienda de su familia, ubicada en la zona de Ticti Norte.
Los primeros cuatro años, Guevara junto a su esposa comenzaron transformando en café un promedio de 12 arrobas por semana de trigo y cebada. El café producido, libre de cafeína, tenía como materia prima los granos provistos por pequeños agricultores de cinco municipios del valle alto.
En los últimos años, el emprendimiento diversificó su producción con cereales andinos, alimentos en base a maní, avena y uva pasa; además de jugos naturales de uva y carambola, que tienen mercado asegurado entre los consumidores de alimentos naturales, sanos y ecológicos.
Hasta el momento, Guevara tiene una inversión acumulada de 25 mil dólares en ma quinaria, infraestructura, presentación del producto y logística de comercialización.
Actualmente transforma en café un promedio semanal de 70 arrobas de trigo y cebada para su comercialización en envases de 250 gramos, en todos los supermercados y tiendas ecológicas de la ciudad. Un 80 por ciento de la producción actual se queda en Cochabamba, un 12 por ciento se va a La Paz y un 8 por ciento a Santa Cruz y Tarija.
En la perspectiva de transformarse en una empresa nacional hasta mediados de 2014, Guevara  comenzó estudios de ampliación de infraestructura, laboratorio, mercado y renovación tecnológica para triplicar la producción no solamente del café de trigo y cebada, sino también de otros alimentos naturales con una inversión aproximada de otros 25 mil dólares. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada